La iniciativa que prohíbe fumar en playas, ríos y lagos fue aprobada por la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados.

Dentro de los residuos que se generan en las playas, cerca del mar, ríos o lagos, las colillas de cigarrillos ocupan un importante porcentaje. Se trata de uno de los desechos más arrojados por las personas, lo que implica una significativa contaminación en zonas vitales para la biodiversidad.

Para dar respuesta a esta situación, la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados aprobó un proyecto que busca prohibir fumar en tales zonas y sancionar a quienes arrojen colillas. Además, se establece que los cigarrillos que se vendan en el país deben ser fabricados con materiales biodegradables.

En la actualidad, la prohibición de fumar rige en espacios públicos cerrados, como bares o restaurantes, y en espacios cercanos a menores de edad, como colegios o parques. De avanzar la iniciativa, se sumarían también playas, ríos y lagos.

Entre las fuente que se tomaron para dar forma al proyecto, se menciona el estudio realizado por “Científicos de la Basura” de la Universidad Católica del Norte. Allí se indica que las colillas de cigarrillos representan más del 40% de los residuos recolectados en playas del país, un porcentaje sin dudas muy significativo.

El proyecto continuará en los próximos días el proceso legal hacia su promulgación, para poder así legislar una de las problemáticas que más afecta las zonas costeras de nuestro país.